Para poder conseguir una entrevista de trabajo es necesario tener una hoja de vida de alto impacto.

Lee con atención puesto que daremos 5 claves para tener un curriculum ganador:

1. Brevedad: es decir, no debe contener información que no vaya a ser relevante para el reclutador. Debemos exponer únicamente aquella información que el reclutador esté esperando encontrar.

Quizá te preguntarás: ¿hay algún número de cuartillas que sea el ideal para abordar tu currículo?

Podemos decir que 2 cuartillas serían un promedio ideal. Sin embargo, podemos ser flexibles si tenemos más o menos experiencia, y consideramos que es necesario que aparezca en nuestro documento.

En este sentido también es importante mencionar que, por ejemplo, el curriculum de un recién egresado abarcará como mucho una cuartilla. No hay necesidad de poner más información.

2. Claridad: la información que aparezca en la hoja de vida tiene que verse ordenada, facilitando que el reclutador no se pierda. La claridad está asociada a nuestras habilidades de comunicación; si nosotros presentamos un curriculum que el reclutador pueda entender vamos a tener la ventaja de estar demostrando la competencia comunicativa que poseemos.

3. Debe venderte: la hoja de vida no es solamente un resumen de nuesto historial laboral, no sólo debe decir lo que sabemos hacer, sino que también debe vendernos y convencer a la empresa de que nosotros somos el candidato que ellos están buscando. ¿De qué modo? Explicitando lo que nos hace diferentes del resto.

4. Debe ser profesional: la hoja de vida es un documento que requiere seriedad y que debemos tener actualizado de manera constante; nuestro currículo será reflejo de nuestra personalidad y de nuestro perfil profesional.

5. Debe estar libre de errores: la correcta redacción y la cuidada ortografía son aspectos fundamentales, así como la actualización del documento.

El tema de mantener la hoja de vida actualizada es más importante de lo que parece. Muchas personas piensan que, si no están buscando trabajo, actualizar el curriculum no tiene ningún sentido. Pero la realidad es que las empresas pueden encontrarnos aunque no nos estemos postulando a una vacante, realizando búsquedas de perfiles en sus bases de datos de candidatos, y si a nosotros no nos ha parecido importante actualizar nuestro curriculum y la información que aparece en él es de hace dos o tres años, las empresas no se van a fijar en nosotros, con lo cual estaremos perdiendo oportunidades.

Continuando con esta idea, has de tener en cuenta que nunca se sabe si nuestro trabajo actual es seguro; en un futuro te pueden surgir necesidades diferentes (ya sea por cambios de intereses o por cambios en tu vida personal) y por ello es crucial que nuestra información esté actualizada.