Hay 5 cosas que no debes decirle jamás a un cliente:

1. «Hemos tenido muchísimo trabajo«. Generalmente utilizada como excusa para justificar un retraso o un error, esa frase les hará pensar a tus clientes que estás demasiado ocupado como para atenderlos.

2. «Tendrás que esperar». Cuando atraviesas tiempos difíciles y es probable que te retrasarás en tu entrega, piensa mejor en ofrecer a tus clientes algún tipo de alternativa. Por ejemplo, «podría ayudarte en cinco minutos más o, tal vez, prefieras colocar tu pedido en nuestra página Web».

3. «Esa no es mi función». Una mejor alternativa es: «Déjame ver quién es la persona indicada para atenderte y te llamaré de vuelta lo más pronto posible».

4. «No puedo reunirme ese día porque voy a (…alguna cita personal). En lugar de hacerles ver a tus clientes que no podrás reunirte porque tienes cita con el dentista o vas a ir a un partido de baseball de tus hijos, mejor diles que tienes un conflicto en tu agenda y ofrece inmediatamente una fecha nueva para la reunión.

5. «¿Podrías llamarme más tarde?». Es muy probable que nunca lo hagan.