Existen diversos mitos acerca de cómo deben ser las presentaciones desde el podium, entre los que se incluyen la creencia de hablar muy despacio para que toda la audiencia lo comprenda. Sin embargo, según un experto en el arte de la oratoria, para la audiencia esto es «como ver la hierba crecer.» Además, este experto indica cuáles son los otros mitos:

Mito 1. Mantenga un tono de voz suave y elabore un discurso fácil. Evite este consejo si no desea hacer bostezar a su público. En su lugar, varíe el tono y el paso de su voz durante sus presentaciones para acaparar la atención de la audiencia. Recuerde que así como ellos están acostumbrados a cambiar el canal con el control remoto del televisor cuando pierden el interés en un programa, estos pueden comenzar a pensar en otras cosas y desconectarse de lo que usted dice.

Mito 2. Mantenga quietas las manos. La audiencia percibirá que usted se siente incómodo y verá que está tieso si coloca ambos brazos pegados al cuerpo o introduce las manos dentro de los bolsillos. Use las manos para darle énfasis a lo que dice. Sin embargo, no exagere la gesticulación.

Mito 3. Acompañe su presentación con muchas ayudas visuales. En muchos casos no se necesita ayuda visual alguna. Pregúntese a sí mismo si el material audiovisual le da fluidez a la presentación y sirve para mantener el interés de su audiencia.

Mito 4. Apague todas las luces cuando esté listo para proyectar diapositivas. Diga buenas noches y gracias.