4 reglas para contratar personal

Para contratar a los empleados idóneos para su empresa desarrolle sus habilidades para entrevistar a los candidatos. He aquí cuatro consejos que usted debe practicar durante el proceso de contratación:

1. Haga la entrevista más de una vez. Repita la entrevista varias veces, pues su decisión no es muy confiable cuando la toma luego de conversar por primera vez con el candidato. En la segunda o tercera entrevista, desaparece la primera impresión y usted puede enfocarse en la habilidad, actitud, potencial y otras características del candidato.

2. Entrevista al candidato junto a un grupo de empleados de la compañía. De esta manera, evitará obtener respuestas que el candidato ha preparado de antemano. Defina con anticipación el rol de cada entrevistador y limite el equipo de entrevistas a cinco personas.

3. Evite cambiar el papel con el candidato. Algunas veces, un candidato astuto toma el control de la entrevista y hace la mayoría de las preguntas. Permita a la persona que entrevista controlar el 80% de la conversación.

4. No haga preguntas que requieran respuestas concretas. No deje de obtener respuestas importantes, haciendo preguntas como: ¿”Usted tiene una buena experiencia y habilidad?” ¿Quién no contestaría sí?

Cómo desarrollar al personal con talento

Cuando se está tratando con gente prometedora dentro de un equipo, es decir, aquellas personas que usted considera poseen habilidades para convertirse en gerentes, lo más importante es lograr un equilibrio entre mantenerlos interesados y motivados, y no sobrecargarlos con demasiadas responsabilidades. He aquí cómo ayudarlos a alcanzar su potencial, sin que pierdan sus facultades:

Ayúdelos, pero no les limite la libertad de acción. Esté disponible a aconsejarlos ante cualquier problema, pero permítales poner en práctica sus propias ideas. Cree oportunidades para que demuestren su liderazgo y tomen decisiones con habilidad mientras gerencian proyectos especiales. Haga su trabajo interesante, incluyendo la oportunidad de lograr retos que involucren elementos de riesgo. Las personas con talento prosperan al pasar con éxito situaciones de riesgo y aprenden de los fracasos.

No se apresure. Promover empleados excepcionales antes de tiempo, puede ser contraproducente, pues al sobrecargarlos con mucha responsabilidad se agotan rápidamente. Asciéndalos de cargo, pero deles el tiempo suficiente para alcanzar la experiencia en cada uno de los niveles por los cuales debe pasar para llegar al puesto más alto. Además, motívelos permitiéndoles ver las oportunidades que tienen dentro de la empresa en su futuro. Sin embargo, debe saber medir bien el tiempo, pues los empleados ambiciosos no esperan mucho tiempo para obtener su promoción.

Entrénelos. Organice cursos y seminarios que ayude a la gente inteligente a desarrollar sus habilidades y aumentar sus conocimientos. Además, bríndeles la oportunidad de poner en práctica las nuevas habilidades aprendidas.

Sea flexible. Permita a estos empleados organizar sus propios programas de entrenamiento. Ofrézcales la oportunidad de atender reuniones comerciales y de visitar otras compañías.

Establezca una comunicación bidireccional. Compartir información de la misma manera en que escucha sus ideas. Haga el papel de mentor, orientando las habilidades que van desarrollando dentro de su empresa.

Los viernes en el trabajo

Para la nueva cultura corporativa el viernes ha llegado a ser un día de “traje casual”, lo cual ha generado una actitud más informal en el trabajo.

Los supervisores se enfrentan al reto de mantener un ambiente de trabajo más ligero, pero sin dejar de supervisar que se continúe generando ganancias.

Entre los consejos para lograr este balance se encuentran:

Motive a la gente rápidamente. De forma rápida paute los viernes reuniones con el personal con el fin de establecer las prioridades de la siguiente semana y determinar la mejor manera de utilizar ese día para culminar los proyectos de manera exitosa. Prepárese para abordar a las personas que lleguen a la oficina poseídos por el espíritu de los viernes y deseando limpiar sus escritorios para comenzar sus vacaciones del fin de semana. Pregúnteles qué puede hacer para que su día sea más productivo.

Sea consistente en los permisos que otorga. Inclusive en los días casuales se debe mantener la misma conducta. Actúe de forma imparcial en la concesión de peticiones especiales. Al permitir a un empleado alargar la hora de almuerzo, implica que todos los miembros de la compañía pueden disfrutar de este beneficio.

Aparte un tiempo para planificar proyectos. Opuesto a la idea de que “no se debe empezar un nuevo proyecto al terminar la semana”, anime a los empleados a planificar los proyectos de la próxima semana. Ésta puede ser una buena oportunidad para obtener excelentes ideas con respecto a la solución de problemas difíciles.

Recompense los logros de la semana. Utilice la última hora del viernes para realizar una entrega informal de premios, de tal manera que el personal se sienta motivado a trabajar hasta la hora de salida del viernes. Planifique una ceremonia divertida y aproveche la oportunidad para preguntarle a los empleados sus planes del fin de semana y qué se puede hacer para asegurar la productividad de la compañía durante la próxima semana. De esta manera, la semana culminará de forma positiva.

5 errores que debes evitar para mejorar tus ventas

Hay 5 cosas que no debes decirle jamás a un cliente:

1. “Hemos tenido muchísimo trabajo“. Generalmente utilizada como excusa para justificar un retraso o un error, esa frase les hará pensar a tus clientes que estás demasiado ocupado como para atenderlos.

2. “Tendrás que esperar”. Cuando atraviesas tiempos difíciles y es probable que te retrasarás en tu entrega, piensa mejor en ofrecer a tus clientes algún tipo de alternativa. Por ejemplo, “podría ayudarte en cinco minutos más o, tal vez, prefieras colocar tu pedido en nuestra página Web”.

3. “Esa no es mi función”. Una mejor alternativa es: “Déjame ver quién es la persona indicada para atenderte y te llamaré de vuelta lo más pronto posible”.

4. “No puedo reunirme ese día porque voy a (…alguna cita personal). En lugar de hacerles ver a tus clientes que no podrás reunirte porque tienes cita con el dentista o vas a ir a un partido de baseball de tus hijos, mejor diles que tienes un conflicto en tu agenda y ofrece inmediatamente una fecha nueva para la reunión.

5. “¿Podrías llamarme más tarde?”. Es muy probable que nunca lo hagan.

Hablar en público en el trabajo

Existen diversos mitos acerca de cómo deben ser las presentaciones desde el podium, entre los que se incluyen la creencia de hablar muy despacio para que toda la audiencia lo comprenda. Sin embargo, según un experto en el arte de la oratoria, para la audiencia esto es “como ver la hierba crecer.” Además, este experto indica cuáles son los otros mitos:

Mito 1. Mantenga un tono de voz suave y elabore un discurso fácil. Evite este consejo si no desea hacer bostezar a su público. En su lugar, varíe el tono y el paso de su voz durante sus presentaciones para acaparar la atención de la audiencia. Recuerde que así como ellos están acostumbrados a cambiar el canal con el control remoto del televisor cuando pierden el interés en un programa, estos pueden comenzar a pensar en otras cosas y desconectarse de lo que usted dice.

Mito 2. Mantenga quietas las manos. La audiencia percibirá que usted se siente incómodo y verá que está tieso si coloca ambos brazos pegados al cuerpo o introduce las manos dentro de los bolsillos. Use las manos para darle énfasis a lo que dice. Sin embargo, no exagere la gesticulación.

Mito 3. Acompañe su presentación con muchas ayudas visuales. En muchos casos no se necesita ayuda visual alguna. Pregúntese a sí mismo si el material audiovisual le da fluidez a la presentación y sirve para mantener el interés de su audiencia.

Mito 4. Apague todas las luces cuando esté listo para proyectar diapositivas. Diga buenas noches y gracias.

Cómo escoger a la gente correcta para acudir a una reunión de trabajo

Asegúrese de escoger a la gente correcta que debe asistir a una reunión de trabajo contestando las siguientes preguntas:

“¿Quién puede suministrar el mejor consejo para resolver este problema?”

“¿Quién tiene más experiencia sobre el asunto que vamos a discutir?”

“¿Quién apoyará lo que yo voy a plantear y quien se opondrá?”

“¿Quién será la autoridad que va a llevar a cabo las decisiones que tomemos?”

3 tips para mejorar la comunicación con los empleados

comunicacion-empleados

Mejore la relación laboral que mantiene con sus empleados siguiendo estas tres sugerencias:

1. Hable rápido. Las personas que hablan muy rápido suelen tener mala reputación, pero las investigaciones han demostrado que los oyentes se impresionan más con una comunicación rápida que con una simple y sencilla. Lo que realmente sucede al hablar a los empleados rápidamente, es que estos pensarán que posee un conocimiento más efectivo y eficiente y que usted es una persona sincera.

2. No permita que los rumores se rieguen rápidamente. Razón: Las investigaciones demuestran que eludir los rumores únicamente sirve para que se extiendan a los empleados que no tenían conocimiento de los mismos. Además, los que los han oído pensarán que la información es cierta. En su lugar, enseñe a los empleados a ver las cosas positivas de las personas o situaciones que ocurren.

3. Evite supervisar los e-mail enviados por los empleados. Las investigaciones indican que la moral de los empleados decae enormemente cuando piensan que los supervisores no confían en ellos.

7 cualidades de un líder efectivo

lider-trabajo

Los líderes: ¿Nacen o se hacen? ¿Se pueden aprender habilidades superiores? Nadie está seguro, pero los expertos en la materia han establecido siete acciones que han de ser practicadas por líderes exitosos, sin importar la empresa a la cual pertenecen o la actividad que deben liderizar.

Sin duda alguna, para convertirse en un líder efectivo usted debe desarrollar estas siete cualidades:

1. Haga sentir importantes a los demás. Si sus objetivos y decisiones están centralizados en usted, sus seguidores perderán rápidamente el entusiasmo. Enfatice las ideas y decisiones de los demás, y no únicamente las suyas.

2. Promueva la visión del futuro. Sus seguidores necesitan tener una idea clara de hacia dónde desea que ellos lleguen y necesitan comprender por qué esa meta es buena para ellos. Su misión como líder es proporcionar esa visión.

3. Siga la regla de oro. Trate a sus seguidores de la misma manera que a usted le gustaría ser tratado. Un líder abusador consigue pocos seguidores leales.

4. Reconozca sus errores. Si la gente sospecha que usted esconde sus errores, ellos actuarán de la misma manera. De esta manera, usted deja de obtener información valiosa para la toma de decisiones.

5. Critique a la gente en privado. Alabe a los empleados públicamente para inyectarle más ánimos. Sin embargo, evite criticarlos en público para no avergonzarlos delante de todo el mundo.

6. Permanezca cerca de la acción. Usted debe estar visible ante los miembros de su organización. Para ello debe: hablar con la gente, visitar otras oficinas y sitios de trabajo, hacer preguntas acerca de cómo se están manejando los negocios. Estas acciones lo ayudarán a ver nuevas perspectivas para encaminar su trabajo y nuevas oportunidades para motivar a los empleados.

7. Establezca una competencia. Iniciar un juego competitivo entre los empleados puede ser una arma poderosa si la sabe usar de forma correcta. Señale objetivos a cada uno de los equipos, y recompense a aquellos miembros que alcanzan, e incluso superan los mismos, celebrando su éxito junto a ellos.

8 preguntas importantes a candidatos a trabajar en una empresa

seleccion-personal-preguntas-entrevista

Una persona de recursos humanos experta en realizar entrevistas a futuros empleados, considera que se deben realizar ciertas preguntas de gran utilidad a estas personas. Los candidatos que sobresalen con respecto a los demás serán capaces de contestar a las siguientes preguntas con gran facilidad y con respuestas inteligentes:

1. Describa cómo es su compañía ideal, incluyendo el tamaño, el tipo de industria, la cultura, el emplazamiento y la estructura.

2. ¿Qué le gustaría conseguir en su nuevo trabajo, que no logró en su último empleo?

3. ¿Qué clase de oportunidades de crecimiento – promociones, entrenamiento, retos – debería ofrecer un nuevo trabajo?

4. ¿Qué habilidades sería capaz de agregar a su curriculum al obtener este empleo?

5. ¿Qué pregunta no le agrada que le realicen en una entrevista para un empleo? ¿A qué preguntas teme más? ¿Cómo manejaría las preguntas difíciles durante una venta?

6. ¿Cuáles son los beneficios más importantes, aparte del salario, que lo llevarían a trabajar en otra empresa?

7. ¿Qué habilidad espacial posee para ser candidato a ese empleo? ¿Por qué motivo esta empresa debería contratarlo?

8. ¿Cómo sabrá usted que ha logrado un gran éxito?

5 situaciones en las que es mejor organizar grupos de trabajo pequeños

grupos-trabajo

En ciertas ocasiones resulta más productivo conformar grupos de trabajo pequeños para alcanzar los objetivos propuestos. He aquí cinco situaciones en las cuales debe establecer grupos de trabajo pequeños:

1. Usted va a iniciar un proyecto que requiere el dominio de ciertas herramientas, como por ejemplo computadoras, y no todas las personas del grupo las manejan y/o conocen.

2. Sus empleados trabajarán con mayor eficiencia si usted divide el trabajo de manera que cada grupo pueda hacer la tarea en la cual se desempeña mejor y trabajar en el área que más conoce.

3. Usted necesita que el personal trabaje junto por una o más razones: para poner empleados altamente motivados junto con los menos motivados y permitir que estos últimos adquieran la experiencia necesaria y la habilidad de los primeros, o para que un empleado con más habilidad y experiencia pueda entrenar a los demás.

4. Decidir si usted obtiene más rendimiento, si permite a los empleados escoger la parte del proyecto en la cual desean trabajar.

5. Necesita varios grupos de trabajo pequeños que se desempeñen en la misma tarea, debido a que eso les servirá para aprender más, aumentar la creatividad o conseguir diferentes maneras de resolver los mismos problemas.