Importancia de los errores en la hoja de vida

errores-hoja-de-vida

Una de las recomendaciones más repetidas para elaborar hojas de vida es la de evitar los errores ortográficos. Pero hay expertos que le dan más importancia a ese aspecto que otros.

Hay quienes piensan que la parte formal de la hoja de vida es muy importante y que si no se cuida bien puede hasta costarnos el desinterés del reclutador y, por tanto, la pérdida de la oportunidad de una entrevista de trabajo. Consideran que la ortografía dice mucho de la formación de la persona y es muy importante no mostrar carencias flagrantes en este sentido; también la presencia de erratas involuntarias en la hoja de vida la ven como algo sumamente peligroso, pues los reclutadores pueden llevar al ámbito de lo personal tu falta de atención a la hora de redactar, considerándote una persona descuidada en general y por tanto no apta para desempeñar un cargo de responsabilidad en la empresa.

En cambio, otros expertos en hojas de vida, si bien recomiendan revisar bien el curriculum antes de enviarlo, le restan importancia a los pequeños errores gramaticales u ortográficos que se puedan cometer, arguyendo que lo que más le interesa a los reclutadores es la parte de tus competencias y tu experiencia. La forma es secundaria y en modo alguno, si tus capacidades son óptimas, una pequeña errata va a hacer que tu hoja de vida acabe en la basura.

En conclusión, evita en lo posible errores en tu curriculum, pero tampoco te obsesiones. Cada vez que presentes tu hoja de vida a una oferta de empleo vuelve a leerla, pues siempre puede haber algún fallo que hayas pasado por alto con anterioridad. Siempre que no se trate de errores demasiado grandes, lo fundamental es que presentes una hoja de vida en que te vendas como la solución para la empresa, destacando tus cualidades.

Cómo hacer una hoja de vida sin errores

hoja-de-vida-sin-errores

Te ofrecemos a continuación una serie de recomendaciones que debes seguir para asegurarte de que estás elaborando una buena hoja de vida libre de errores.

Consejos para evitar errores de vocabulario en tu hoja de vida

– No uses palabras poco frecuentes o con las que no estés familiarizado. Se recomienda sobriedad.

– Mientras escribes tu hoja de vida, procura disponer de un diccionario a tu lado para poder consultarlo inmediatamente si lo necesitas.

– Una vez finalizado el escrito, no olvides pasar el corrector ortográfico.

– Lee detenidamente cada palabra de tu hoja de vida, pues puede haber algún error que el corrector sea incapaz de detectar.

– Pide también a un par de amigos que revisen tu curriculum.

Consejos para evitar errores de puntuación en tu hoja de vida

– Coloca el punto al final de cada frase.

– Sé congruente en tu uso de la puntuación.

– Evita el uso de signos de exclamación.

Consejos para evitar errores gramaticales en tu hoja de vida

– No cometas equivocaciones con los tiempos verbales; asegúrate de que utilizas los adecuados para cada trabajo que incluyas en tu hoja de vida. Las tareas que actualmente desempeñas deben ir en presente (por ejemplo, “imparto clases”), pero si se trata de actividades que realizaste con anterioridad deben ir en pasado (“impartí clases”).

– Pon mayúsculas a todos los nombres propios.

– En cuanto a las expresiones numéricas, utiliza letras cuando se trate de números entre el uno y el nueve y cifras a partir del número 10. No obstante, si la frase comienza con una expresión numérica, debes escribirla con letras (por ejemplo, “Doce años impartiendo clases”).

– Utiliza siempre el mismo formato para expresar fechas en tu hoja de vida.

No olvides revisar…

– La fecha de tus anteriores empleos.

– Tu dirección y tu número de teléfono.

Omite…

– El salario de tus anteriores trabajos.

– Tu edad, estado civil y otras informaciones que pertenecen a la esfera privada.

Detalles de diseño de tu hoja de vida

– No satures de elementos el curriculum. Ha de haber espacios en blanco donde descansar la vista.

– Sintetiza tu hoja de vida en una sola página siempre que sea posible.

– Utiliza poca variedad de fuentes; con dos es más que suficiente. Resulta imprescindible que las que elijas sean fáciles de leer.

– No abuses de mayúsculas, cursivas, negrillas, subrayados o demás métodos de enfatización.

– Para imprimir tu hoja de vida utiliza una hoja de papel blanca o de color crema. Asegúrate de que la calidad de la impresión es buena. Nunca imprimas por las dos caras.

Recuerda que una pequeña errata en tu hoja de vida, carta de presentación o cualquier otro documento que presentes para optar a una oferta de empleo, puede apartarte de tu objetivo de conseguir una entrevista de trabajo. Asegúrate de revisar y corregir tu texto para que tu documento quede perfecto.