Cómo negociar el salario

A nadie le gusta negociar su salario. No le gusta a las personas de Recursos Humanos, ni a los gerentes que están contratando personas y, definitivamente, no a quienes buscan trabajo. El proceso puede ser penoso, largo, decepcionante, y bastante caro si no se maneja bien. La mejor estrategia es que todas las partes envueltas digan lo que realmente piensan, que crean en lo que dicen y que respalden sus palabras con acciones.

Preparación

Antes de comenzar a buscar una nueva posición, es buena idea hacer una investigación de cuán apretado está el mercado de trabajos en su campo, cuánto dinero están ganando las personas que trabajan en su campo y el nivel de vida de la ciudad. Esta investigación le dará una buena idea de qué oferta sería buena y es muy fácil investigar usando la red electrónica. Una vez tenga esta información, debe decidir 3 cifras: la cantidad de dinero que definitivamente rechazaría, la cantidad de dinero satisfactoria, y la cantidad de dinero que le haría sentir eufórico (teniendo en cuenta el valor de los beneficios, bonos, opciones de acciones y otras cosas que la compañía le ofrezca).

La Oferta

Ya se ha entrevistado varias veces, está entusiasmado con lo que le ofrece la empresa y ésta está entusiasmada con usted y le hace una oferta. Si ésta es la cantidad de dinero que le produce euforia, acéptela. A las empresas les gusta ver empleados que han hecho sus investigaciones así que pueden identificar una buena oferta cuando la ven y no hacen el proceso difícil. Si la oferta no es exactamente lo que buscaba, analice sus partes. Determine qué beneficios son aceptables y qué le gustaría cambiar. Haga una lista de esas cosas y hágale saber a la empresa lo que desea. Si la empresa tiene una estructura de salarios rígida, puede que no consiga un sueldo base más alto, pero es posible que consiga un bono u otros beneficios, como por ejemplo más días de vacaciones.

Negociar un salario no tiene que ser una experiencia dolorosa. Sea honesto con la compañía y consigo mismo y ambos conseguirán lo que quieren.

La pregunta sobre la aspiración salarial en la entrevista de trabajo

salario-sueldo-entrevista-de-trabajo

¿Cómo se contesta en una entrevista de trabajo a la pregunta “¿Cuál es es tu aspiración salarial?”

No debemos hablar de las aspiraciones salariales hasta el final, pues lo que interesa es no dar motivos que de entrada te alejen del empleo sin tan siquiera haberte dado a conocer.

Cuando te pregunten esto, debes dar una respuesta abierta, por ejempo: “Mi aspiración es ésta, pero, dependiendo de la capacidad de aprendizaje, de las responsabilidades y del crecimiento que pueda tener en la empresa estoy dispuesto a considerar esa cifra”.

Sólo se debe negociar sobre el sueldo cuando ya te han ofrecido el puesto de trabajo.