Formato de hoja de vida para un futbolista

¿Eres futbolista profesional y buscas trabajo? Probablemente quieras saber cómo debe ser el formato de hoja de vida para un jugador de fútbol. Has llegado al lugar adecuado, pues en este artículo te hablaremos sobre qué modelo has de seguir para hacer un buen curriculum y conseguir empleo en el maravilloso mundo del balompié.

formato-hoja-de-vida-futbolista-curriculum-vitae

Las hojas de vida “normales” suelen contener lo que todos sabemos: nivel de estudios, manejo de idiomas y de informática, etc. En los curriculum vitae de futbolistas esas cuestiones no importan tanto, y lo que cobra verdadera importancia son aspectos como sus medidas, la posición que ocupa en el terreno de juego o las categorías donde ha jugado previamente. Así que podemos decir que el formato de hoja de vida para un futbolista varía mucho respecto al formato de cualquier otra profesión.

Lo cierto es que el fútbol es un deporte bastante bien pagado; las horas semanales de trabajo rondan las 24 horas y, por si esto fuera poco, se trata de una actividad saludable y divertida. Si te gusta darle patadas al balón y crees que tienes habilidad para ello, no renuncies a trabajar en lo que más te gusta.

Presta atención a los aspectos más importantes que has de incluir en tu hoja de vida de futbolista:

1. Nombre deportivo: es algo muy importante en el mundo del fútbol. Ocupará la cabecera de nuestro curriculum, en mayúsculas y en negrita, bien destacable.

2. Nombre y apellidos.

3. Demarcación principal, así como Otras demarcaciones: aquí podrás indicar la versalitidad que tengas a la hora de posicionarte en la cancha.

4. Equipo actual: eso dará cuenta de la categoría en la que juegas, lo cual, contrastado con tu fecha de nacimiento, dará pistas sobre tu nivel como futbolista.

5. Si pretendes jugar en Europa, también es importante que incluyas en tu hoja de vida si dispones de pasaporte comunitario.

6. Historial de equipos en los que has jugado, con indicación de las fechas en que formaste parte de ellos.

7. Palmarés.

8. Pierna hábil.

9. Peso.

10. Estatura.

11. Ficha técnica: breve descripción de tus habilidades como jugador.

A todo esto no debes olvidar añadir una fotografía impresa y un DVD en el que muestres tus mejores jugadas.

Accede a esta imagen y podrás ver el ejemplo de una hoja de vida ficiticia de un jugador de fútbol que te servirá como modelo para elaborar la tuya: http://www.elconfidencial.com/fotos/AgenciaFutbolistas.jpg

Esperamos que te haya sido de mucha utilidad este artículo y consigas jugar en el equipo de tus sueños. Con trabajo, esfuerzo y un buen curriculum todo se consigue. ¡Ánimo!

¿Cuál debe ser el formato de mi currículo?

Muchas personas que buscan trabajo se hacen esta pregunta.

Lo primero que tenemos que decir es que no hay una hoja de vida que pueda funcionar para todas las personas. Cada persona debe realizar un currículo de acuerdo a sus necesidades, ya que todos estamos buscando una vacante diferente, la experiencia que tenemos es distinta y, por tanto, no existe un modelo a seguir; más bien, lo que hemos de hacer es tomar en cuenta los detalles para poderlos adaptar a nuestras necesidades.

Por tanto, desechemos la idea de que tiene que haber un formato específico que a todos nos funcionará. Cada cual ha de tener un curriculum vitae personalizado. De hecho, la recomendación es que cada persona tenga más de una hoja de vida, porque hay ocasiones en las que nosotros, como candidatos, queremos explorar más de un área laboral y en esos casos es importante tener un currículo que esté adecuado a una vacante o a un área determinada.

Te ayudarán a personalizar tu curriculum estas 5 claves para tener una hoja de vida de alto impacto y conseguir así que te llamen para realizar una entrevista y aumentar las posibilidades de encontrar un empleo.

Tipos de curriculum: cronológico, funcional, combinado

tipos-curriculum

Existen varios tipos de hojas de vida. Tienes que elegir el que más se ajuste a tus circunstancias y a tus necesidades específicas.

Curriculum cronológico

En él aparece tu historial laboral, listando primero el puesto más reciente (o puesto actual) que has ocupado. Los empleadores suelen preferir este tipo de curriculum puesto que de un vistazo pueden ver los cargos que has ocupado y por cuánto tiempo.

Este tipo de hojas de vida son recomendables para aquellas personas que posean una fuerte y sólida carrera profesional.

Curriculum funcional o temático

Se centra en tus habilidades y en tu experiencia, en lugar de en los cargos que has ido ocupando a lo largo del tiempo.

Este tipo de curriculum viene bien para aquellas personas que buscan cambios en su vida profesional o que han estado grandes períodos de tiempo inactivos.

Curriculum combinado o mixto

En él primero aparecen tus competencias y tu experiencia. Tu historial laboral va después. Con este curriculum puedes resaltar las habilidades que posees en relación con el puesto de trabajo en cuestión y, a la vez, proporcionar los datos cronológicos que los reclutadores suelen preferir.

También podemos hablar de otros tipos de curriculum vitae, como el curriculum con perfil, el curriculum enfocado al objetivo, el mini curriculum y el curriculum no tradicional.

El curriculum con perfil incluye una sección con un resumen de tus competencias, experiencias y objetivos relativos al empleo específico al que aplicas.

El curriculum enfocado al objetivo está diseñado específicamente para destacar las cualidades que te hacen ideal para el trabajo concreto al que estás aspirando. Toma mucho más trabajo que tener un curriculum estándar que envías a todas las empresas, pues aquí se trata de diseñar uno distinto para cada oferta de empleo, pero realmente merece la pena, sobre todo cuando tus habilidades casan perfectamente con lo que la empresa está buscando.

El mini curriculum es básicamente un breve resumen de las cualificaciones que posees. Puede ser muy útil difundirlo entre tus redes de contactos o por si algún posible empleador te lo pide para echar una mirada a tus logros.

El curriculum no tradicional es una versión web de la hoja de vida tradicional, que aprovecha los recursos que proporcionan las nuevas tecnologías: gráficos, fotografías, enlaces, vídeos… Es una forma innovadora e impactante de presentar tus habilidades.

9 tips para encontrar empleo

tips-encontrar-empleo

¿Desesperado porque no consigues encontrar empleo? Aquí te damos algunos tips para afrontar la situación y salir de ella:

1. Ten una actitud positiva ante la vida: procura realizar actividades que te levanten el ánimo, como por ejemplo ejercicio físico. Aunque no estés trabajando, has de tener en mente que sólo es una situación temporal y que en cualquier momento te pueden contratar. Mientras eso ocurre, has de aprovechar al máximo tu vida y encararla con alegría y buen humor.

2. Haz una buena hoja de vida: el curriculum es prácticamente tu único contacto con la empresa, así que tienes que hacer una hoja de vida efectiva para causar buena impresión.

3. Persevera: sólo siendo constante se consiguen los objetivos. Pero ten en cuenta que perseverancia no quiere decir empecinamiento; es decir, si no te está yendo bien con el método que estás utilizando para encontrar trabajo, cámbialo. Reconoce dónde se localizan tus fallos.

4. Recurre a todos los métodos de búsqueda de empleo: aunque los expertos hablen de la poca efectividad de los portales web para encontrar empleo, esto no quiere decir que haya que dejar de buscar en ellos.

5. Autoevalúate: si no revisas lo que haces periódicamente, puede suceder que estés cometiendo un error sin ni siquiera darte cuenta, y estés repitiéndolo una y otra vez.

6. Sé sincero: antes cae un mentiroso que un cojo. No hay ninguna razón por la cual no debamos ser honestos en nuestra búsqueda de empleo. La mentira nunca lleva a ningún lado.

7. Mantén una buena imagen: una imagen vale más que mil palabras; hay que presentarse como un buen profesional, con buena actitud, que se interesa en ayudar a la empresa y formar parte de un equipo.

8. Haz un seguimiento a las propuestas: llama para saber si recibieron tu hoja de vida o no, de lo contrario nunca sabrás si tu hoja de vida es buena o mala.

9. No pierdas la paciencia: si haces las cosas bien, tarde o temprano encontrarás empleo.

4 errores comunes en la búsqueda de empleo

busqueda-empleo-errores

Muchas empresas aducen que no tienen buenos candidatos para los cargos. Los expertos aseguran que sí los hay, pero que no saben elaborar sus hojas de vida. En ese sentido, te recomendamos la lectura del artículo “5 tips para elaborar una hoja de vida efectiva”.

A continuación te mostramos cuatro errores comunes que se cometen a la hora de buscar trabajo:

1. No saber lo que queremos: al no tener claras nuestras aspiraciones, apostamos a todas las ofertas con miras en el sueldo, olvidando lo que somos y lo que sabemos hacer. El problema es que no nos han enseñado y no sabemos cómo buscar trabajo de forma efectiva.

2. No somos concretos y terminamos diciendo lo que dicen todos: ¿cómo un reclutador puede escoger una hoja de vida si todas dicen lo mismo?

3. Muchos colombianos concentran su búsqueda de empleo sólo en la web, enviando hojas de vida únicamente por Internet. Según los expertos, no hay que enviar la hoja de vida a todos los contactos. Los portales tienen una efectividad de menos del 1% y aparecen solamente el 13% de las ofertas laborales.

4. El miedo tampoco ayuda en la búsqueda de empleo, puesto que una persona con nervios no genera confianza.

Cómo hacer una hoja de vida sin errores

hoja-de-vida-sin-errores

Te ofrecemos a continuación una serie de recomendaciones que debes seguir para asegurarte de que estás elaborando una buena hoja de vida libre de errores.

Consejos para evitar errores de vocabulario en tu hoja de vida

– No uses palabras poco frecuentes o con las que no estés familiarizado. Se recomienda sobriedad.

– Mientras escribes tu hoja de vida, procura disponer de un diccionario a tu lado para poder consultarlo inmediatamente si lo necesitas.

– Una vez finalizado el escrito, no olvides pasar el corrector ortográfico.

– Lee detenidamente cada palabra de tu hoja de vida, pues puede haber algún error que el corrector sea incapaz de detectar.

– Pide también a un par de amigos que revisen tu curriculum.

Consejos para evitar errores de puntuación en tu hoja de vida

– Coloca el punto al final de cada frase.

– Sé congruente en tu uso de la puntuación.

– Evita el uso de signos de exclamación.

Consejos para evitar errores gramaticales en tu hoja de vida

– No cometas equivocaciones con los tiempos verbales; asegúrate de que utilizas los adecuados para cada trabajo que incluyas en tu hoja de vida. Las tareas que actualmente desempeñas deben ir en presente (por ejemplo, “imparto clases”), pero si se trata de actividades que realizaste con anterioridad deben ir en pasado (“impartí clases”).

– Pon mayúsculas a todos los nombres propios.

– En cuanto a las expresiones numéricas, utiliza letras cuando se trate de números entre el uno y el nueve y cifras a partir del número 10. No obstante, si la frase comienza con una expresión numérica, debes escribirla con letras (por ejemplo, “Doce años impartiendo clases”).

– Utiliza siempre el mismo formato para expresar fechas en tu hoja de vida.

No olvides revisar…

– La fecha de tus anteriores empleos.

– Tu dirección y tu número de teléfono.

Omite…

– El salario de tus anteriores trabajos.

– Tu edad, estado civil y otras informaciones que pertenecen a la esfera privada.

Detalles de diseño de tu hoja de vida

– No satures de elementos el curriculum. Ha de haber espacios en blanco donde descansar la vista.

– Sintetiza tu hoja de vida en una sola página siempre que sea posible.

– Utiliza poca variedad de fuentes; con dos es más que suficiente. Resulta imprescindible que las que elijas sean fáciles de leer.

– No abuses de mayúsculas, cursivas, negrillas, subrayados o demás métodos de enfatización.

– Para imprimir tu hoja de vida utiliza una hoja de papel blanca o de color crema. Asegúrate de que la calidad de la impresión es buena. Nunca imprimas por las dos caras.

Recuerda que una pequeña errata en tu hoja de vida, carta de presentación o cualquier otro documento que presentes para optar a una oferta de empleo, puede apartarte de tu objetivo de conseguir una entrevista de trabajo. Asegúrate de revisar y corregir tu texto para que tu documento quede perfecto.

Formatos de hojas de vida

formatos-hojas-de-vida

Existen varios modelos de hojas de vida. En algunos empleos te piden que lleves un formato de hoja de vida preimpreso, fácil de conseguir en cualquier papelería. En otras ofertas de trabajo, como por ejemplo en la función pública, son ellos quienes te dan su propio formato de hoja de vida, el cual debes diligenciar de acuerdo a sus indicaciones. Otra opción es utilizar un modelo de hoja de vida propio, las llamadas hojas de vida de diseño libre, en las cuales las personas colocan su información personal, estudios y experiencia en la forma en que les parece más llamativa.

Los formatos de hojas de vida del primer tipo (prediseñadas, preimpresas o de diseño rígido) son formatos predefinidos, realizados por entidades privadas u oficiales que, según sus requerimientos, determinan el tipo de información que ha de diligenciarse. Este tipo de hoja de vida se entrega al candidato al puesto de trabajo o bien se pone a disposición de éste para que la rellene por Internet.

En esta modalidad encontramos la hoja de vida Minerva 10-00, la Minerva 10-03 y los formatos diseñados por las mismas empresas que hacen la selección.

El objetivo de este tipo de formatos de hojas de vida es que el aspirante proporcione información sobre sí mismo con precisión y orden.

Por su parte, las hojas de vida de libre diseño o no rígidas no las elabora la empresa reclutadora sino el propio candidato al puesto de trabajo. Hay que prestar atención a diversos detalles para que la hoja de vida diseñada por uno mismo se presente atractiva para el reclutador y por lo tanto nos dé opciones de conseguir el empleo al que estamos aplicando. Existe gran variedad de hojas de vida de libre diseño, tanto de estilo como de presentación, dependiendo de muchos factores. Lo fundamental es ofrecer información veraz, adecuada y concisa.

Aunque se trata de un diseño libre, estas hojas de vida han de prestar atención a ciertos parámetros estructurales, a partir de los cuales cada uno puede dar su toque personal.

El perfil profesional en la hoja de vida

perfil-profesional-hoja-de-vida

Elaborar un buen perfil profesional nos permite tener mayor posibilidad de ubicación en el mercado laboral. Se trata de un resumen de tu vida laboral y académica y de tus competencias enfocado a tener mayor oportunidad en las diferentes ofertas de trabajo.

Al tratarse de un resumen, no debería exceder las 6 líneas. En ellas debemos condensar nuestras fortalezas principales, nuestro nivel académico y de experiencia laboral y nuestras competencias técnicas y personales. En definitivo, se trata de poner el énfasis en el valor agregado que puedes aportar, frente a los otros candidatos.

El principal objetivo que hay que buscar al elaborar el perfil profesional es conectar con la persona que va a leer nuestra hoja de vida, diciéndole exactamente lo que está buscando.

La hoja de vida debe ser especializada, única para cada aplicación, porque cada empresa busca una cosa diferente de nosotros. De ahí la necesidad de tener múltiples hojas de vida. Antes de enviar la hoja de vida al posible empleador hay que mirar el perfil que buscan: todo lo que tengas que ellos pidan debes ponerlo; por el contrario, si careces de alguna característica, no debes incluirla, pues no da buenos resultados mentir en una hoja de vida.

Hay que desechar lugares comunes como “liderazgo”, “trabajo en equipo”… muy comunes en todas las hojas de vida y que no lograrán diferenciarte del resto. No olvides, además, utilizar siempre la tercera persona.

En el caso de las personas sin experiencia laboral, se debe resaltar la formación académica y las principales competencias personales. Si posees buenas capacidades interpersonales, es algo que debes incluir si eres candidato a un puesto de mercadeo y ventas, por ejemplo.

En una palabra, para elaborar un buen perfil profesional el primer paso es pararse a pensar cómo somos a nivel personal y después plasmar en el resumen nuestras competencias, orientado siempre a lo que pide la empresa que queremos que nos reclute.